¿Porqué viajar solo? Mis respuestas

Advertencia: Antes de seguir contando historias personales de viajes, es indispensable explicar el “Cómo” surgieron todas las ganas de ir a descubrir lo que hay más allá de los límites de mi país. Por lo tanto, la presente entrada está dedicada a enumerar algunos hechos importantes en la vida de éste viajero, hechos que comprendí antes de realizar el primer viaje en solitario y también en la ruta de algunos.

Corría el año 2012 cuando recién terminaba mis estudios en la Universidad. El primer trabajo que conseguí fue en un lugar muy poco común, el trabajo consistía en la ejecución de estudios “Sísmicos” en diferentes zonas a lo largo de Chile, en consecuencia, recorrí mi país con todo pagado (¿Hermoso no?). Recorrí desde Arica hasta Temuco, pasando por muchos lugares desconocidos y poco nombrados en el mapa de Chile. Entre las travesías laborales, me dio un día por viajar sólo, así que me visité la ciudad de Iquique, lugar que me empujó por primera vez a armar un viaje y lanzarme al desafío de vivir en “Soledad”.

Aún no conocía plataformas y sitios webs comoHostelWorld o Skyscanner, así que es un hecho que pagué mucho más de lo que gastaría hoy. Tampoco conocía herramientas como Tinder” (Sí, Tinder ¿Sabías que se puede conocer gente sin coger con ell@s?) o Couchsurfing, por lo cual fue difícil hacer amigos o conocer nuevas personas. Debo reconocer que éste primer retiro espiritual fue un momento bastante hermoso para encontrarme conmigo mismo, nadar en el tibio mar primaveral a solas y probarme un poco. El viaje resultó siendo bueno, mas no espectacular, así que no volví a viajar sólo por un buen tiempo.

En la misma época comencé a estudiar otra vez, con lo cual arribó un gran estrés, si ya era mala la situación, fue peor cuando tuve un accidente laboral en el vehículo de la empresa cuando el conductor se quedó dormido, lo que me traumó y generó problemas para conciliar el sueño y mucha ansiedad. A la larga gatilló muchas cosas más, entre otras, una fuerte depresión. Sí, lo reconozco, tuve depresión.  

En general, no debería ser un problema de contar estas cosas, pero vivimos en una sociedad en la cual todos quieren ser superhombres, superhumanos, intocables e inmortales, por lo tanto, declarar públicamente que pasaste por un estado de vulnerabilidad es sinónimo de debilidad, así que en ocasiones aisladas, o muy borracho por las noches, exponía el tema ante algunas personas.

Hoy no tengo problemas en contar que deambulé por muchos tratamientos, acudí a muchas personas, hice un montón de pseudo-amigos, tuve varias parejas, no estabilizaba los estados de ánimo, tuve varios intentos de terminar con todo, a veces destellos de alegría y algunos brotes de pentapolaridad. Recuerdo que tuve una pareja con la que hice algunos viajes dentro de la “Zona de Comfort”, visitamos Argentina un par de Veces, Buzios y Río de Janeiro (Ella no vió la rata gigante, así que quedaré eternamente como un loco que delira con ratas gigantes ¡Mierda!).

Busqué miles de remedios y curas por todas partes, creía que no tenía apoyo, ignoraba intentos de comprensión. Superarlo fue un proceso largo, en el cual logré entender y aceptar muchas cosas. Cuando mi médico me anunció que el tratamiento entraba en sus tres últimos meses, decidí premiarme y probarme a mí mismo que había desarrollado muchas capacidades sociales, creatividad y valentía. Compré pasajes a Montevideo y esperé ansiosamente la fecha de salida.

Fue en aquella “larga” espera que empezaron a brotar ideas, suposiciones y por sobre cualquier otra cosa: miedos. Frecuente fue el “¿Qué sucederá viajando sólo?”. He leído muchas columnas, blogs, artículos y publicaciones  de personas que declaran lo maravilloso de viajar sólo (A veces dudo de que quienes lo escribieron hayan viajado solos al menos una vez en su vida), ante lo cual declaro estar de acuerdo, es maravilloso viajar sólo, es indispensable hacerlo al menos una vez en la vida.

¿Por qué escribo todo esto? Sencillo. De aquí en adelante, las historias de viaje que comenzarán a leer, las emprendí siempre solo, pero hubo un paso muy difícil, muy complejo, donde la lucha fue intensa y personal contra mí mismo, contra mis propios miedos, contra mis propias dudas, contra mis prejuicios, contra mi poca autoconfianza. Confieso que la primera vez que viajas solo, es la más fuerte prueba de fuego, no solo para tus próximos viajes, si no que para tu vida en general. Probablemente contarles que llevaba algo así como un año practicando karate en ese momento no tiene relación alguna, no obstante, esto me ayudaba sentirme más seguro de ir por ahí sin conocer nada, sabía defenderme un poco. También me había convencido de que si te robarán o algo pudiese pasar, pasaría en cualquier lugar del mundo. Esto se comprueba en el hecho de que Santiago de Chile, considerada como una de las más seguras de Sudaméricas, ha sido victima de atentados explosivos al interior del Metro de Santiago (2014), así como también innumerables atentados en Europa, Estados Unidos, etc, etc.

Por lo tanto, esto prueba mi teoría, nadie está libre de situaciones peligrosas, sólo la vida sabe si te pondrá una en frente o si hará que no experimentes ninguna. Hace un par de semanas atrás, me encontraba en Europa y dos días antes de volver a Italia, hubo un terremoto que destruyó ciudades completas ¿Ven a lo que me refiero?

Hecho n°1: No podemos permitir que el miedo nos paralice y prive de realizar nuestros sueños, la vida nos propone desafíos para los cuales estamos preparados, en el momento adecuado. En consecuencia, los invito a tomar los desafíos que les entregue la vida y sientan en el corazón, después de todo, es mejor arrepentirse de las cosas que hicimos, a vivir en la duda respecto a lo que podría haber pasado de haber hecho aquello que no hicimos.

Ok, volvamos a los viajes en solitario. Uno de los primeros miedos que brotaron en mi persona, fue la inminente fobia social ¿Cómo haré amigos? ¿Y si no conozco a nadie? ¿Y si la paso mal? ¿Bla bla bla? Recordemos que venía saliendo de un momento crítico de la vida, en el cual me caractericé por ser un completo antisocial, así que sentí éste desafío como uno de los más grandes.

El tema es que una vez que estás allí te das cuenta de que “Nadie te conoce”. Si, NADIE, pero absolutamente NINGUNA de las personas que encontrarás en un viaje, TE CONOCE. Podríamos hacer un análisis FODA de lo que esto implica, pero lo limitaremos a un “Análisis FO”, sólo Fortaleza y Oportunidades que implica que “NADIE TE CONOZCA”.

Hecho n°2: Que “Nadie te conozca” es sinónimo de OPORTUNIDAD, nadie tiene prejuicios para con tu persona, nadie ha tenido malas experiencias contigo, nadie sabe que fuiste un desagradable en la Universidad, que te pones ebrio con una cerveza y vomitas como grifo, que te comportas como un arrogante o que le temes a las polillas. Por lo tanto, esto es una FORTALEZA. De aquí en adelante, puedes dar lo mejor de tí, no cometer los errores que cometes usualmente y abrir tu corazón, llegaste a ese momento de tu viaje sin ayuda de nadie, cualquier situación que vivas será una experiencia, por lo tanto, una VICTORIA. La única forma de entenderlo, es viviéndolo.

 

Otra de las ansiedades más grandes que se generan antes de viajar sólo es la de ¿Qué haré? ¿A dónde iré? ¿Quién me acompañará? ¿Ña Ña Ña Ña? Es inevitable pensarlo, si reflexionamos sobre esto concluiremos que estamos acostumbrados a ir acompañados a comer, al cine, a comprar incluso algun@s hasta a ir al baño.

Esto último es lo que probablemente, ha generado uno de los paradigmas más grandes en las personas, incluso en las sociedades: “Qué aburrido hacer Esto/Aquelllo solo” Y aquí es dónde empiezo a preguntarme ¿Cuándo fue que perdimos la autonomía? ¿Cuándo fue que olvidamos la naturaleza de ser individuos? ¿Cuándo perdimos la capacidad y ganas de descubrir? ¿Cuándo fue que perdimos las ganas de ser creativos? ¿Cómo es que nos esforzamos por extinguir las ganas de probarnos día a día?

Hecho n°3: Viajar solo es sinónimo de disponer de tu persona y su tiempo de la manera que quieras, te re-descubrirás en independencia. Puedes planificar y marcar los lugares a los que quieres ir en tu mapa de google, o simplemente coger una bicicleta y perderte, descubrir nuevos paisajes, hablar con las personas para descubrir como volver a tu Hostal. Te aseguro que cada kilómetro recorrido de un lugar desconocido, te impresionará y te enamorará, hará latir tu corazón, disminuirá la ansiedad, no obstante, aumentará tu hambre y curiosidad cuando empieces a notar que si vas con cuidado, el peligro se disminuye. Viajar solo te hace estar más alerta, aprenderás poco a poco a leer miradas, a reconocer la energía del barrio al cual estás por ingresar, te mostrará al ser intuitivo y sensible que hay en ti.

Interesante ¿No? Vamos a hacer una pausa por hoy ¡Y seguiremos en una próxima entrada!

14424684_10210800535034462_7279116745772320090_o
En Moscú aprendí que: Llega un momento en el que ni siquiera el idioma será considerado una barrera, pasará a ser un desafío…

Si te gustó haz click en el botón me gusta de aquí abajo… Ah no, momento, ese es Germán (Lo leíste con su voz jajajajajaja)… Bueno, si te gustó te agradezco el compartir el blog en redes sociales, ésta es mi historia. Pero también puedes tener la tuya.

Si necesitas ayuda para armar tu viaje escríbeme: tearmoelviaje@gmail.com, nos coordinamos y te ayudo.

¡¡Buena semana y hasta el próximo post!!

2 thoughts on “¿Porqué viajar solo? Mis respuestas

  1. ¡Qué lindo lo que escribiste! Me hizo reír (lo de la rata gigante y lo de Germán) y hasta me inspiró a escribir sobre mi experiencia viajando sola. No te conozco, pero por lo que escribiste pienso que sos un ejemplo de superación. Por curiosidad, ¿a dónde fue que viajaste solo? ¡Saludos!

    Liked by 1 person

    • Hola!! Gracias por tus lindas palabras! Te cuento en breve, partí en Chile, en Iquique, tiempo después me fui a Montevideo y Punta del este, luego a Sao Paulo, Buenos Aires (Aquí decidí comenzar con el Blog) y salté a Italia, Francia, Belgica, Holanda, Alemania y Rusia. Recién comienzo con el blog, así que luego de publicar la segunda parte de éstas respuestas, escribiré de lleno sobre mis historias de viajes. Espero seguir en contacto, nos leemos! Un abrazo!

      Felipe ;) !

      Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s